La Red Autogestiva Cultural (RedAC) presentó un proyecto en el Concejo Deliberante, con el fin de que se reconozcan los espacios culturales autogestivos dentro de la legislación municipal. La misma busca brindar herramientas de promoción y protección de la diversidad cultural, así como la sostenibilidad de un sector que ya tenía dificultades, las cuales se profundizaron en el marco de la emergencia sanitaria.

Esta semana, la Red Autogestiva Cultural (RedAC), conformada por artistas, gestores y trabajadores de espacios y organizaciones del arte y las culturas de Tres de Febrero, con el apoyo de los concejales Ana Luz Balor y Facundo Lococo del bloque del Frente de Todos, presentó un proyecto de ordenanza en el Concejo Deliberante; buscan regular la actividad de espacios culturales autogestivos.

Los integrantes de la RedAC comenzaron a reunirse hace más de 2 años, ante la necesidad de obtener una ordenanza que habilite este tipo de espacios, así como reconocerlos dentro de la legislación municipal. La mayoría de los centros culturales del municipio están siempre bajo la amenaza de clausura, además de que debido a la falta de un documento habilitante se ven impedidos de solicitar apoyos y líneas de financiamiento y fomento de organismos provinciales, nacionales e internacionales que requieren del mismo para su otorgamiento. Anteriormente presentaron proyectos y pedidos de la misma índole, pero no hubo avances. 

El referente del Espacio La Tuerca de Santos Lugares, Gabo López, habló de la situación que atraviesan estos espacios en la ciudad. Contó que el proyecto se trató, en un principio, de un trabajo que se realizó colectivamente entre los participantes de la RedAC, con el apoyo de especialistas en legislación y graduados de la carrera de Gestión Cultural de la UNTREF.

«Decidimos llevarlo adelante más que nada buscando una ordenanza que regule la actividad de los distintos espacios culturales, ya son varios los municipios que aprobaron legislaciones similares, como La Plata, Almirante Brown y Bahía Blanca«, detalló.

También se solicita la creación de un registro de espacios culturales en el municipio, bajo la órbita de la Subsecretaría de Cultura. «La idea es poder trabajar con el estado, porque el fin principal de ambos es diversificar la cultura y hacer una sociedad que valore los derechos culturales de sus ciudadanos», añadió López.

Quien también comentó su experiencia fue Laura Torres, de El Baldío Teatro, ella detalló su experiencia personal “hace unos años comenzamos una serie de reformas en nuestro espacio que tiene una trayectoria de más de 20 años en Ciudad Jardín, pero al no tener una habilitación de nuestro espacio avalada por el municipio se nos hizo cuesta arriba conseguir financiamiento para tal fin”. Además expresó que con la ordenanza se lograría la visibilización de estos espacios, así como la profesionalización de la gestión cultural, generando una microeconomía alrededor, ya que son utilizados por artistas y colectivos locales.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + tres =